¿Que hacer?

y es simplesmente curioso que Sarkozy venga a hablar de capitalismo con cara humana